en viaje… | microrelatos

 warehouse

 

El auto se detuvo y el pánico se apoderó de él.

Su cuerpo tenía todavía frescas las heridas del recuerdo.

Esperaba lo peor. Temblaba en silencio.
Salpicando de odio sus venas y de terror la alfombra de ese oscuro maletero.
Sin embargo el baúl nunca se abrió.

Sólo escuchaba ruidos de tránsito, voces acalladas y bocinazos lejanos.

El calor de la esperanza le recorrió el cuerpo.
Creía que todo había pasado, que el tormento al fin había cesado.

Quiso gritar pero la cinta que tapaba su boca era mucho más fuerte que su aliento.
Intentó golpear el vehículo con todas sus fuerza, pero era inútil,
nadie parecía escucharlo.

La gente, misteriosamente ajena, seguía con su vida,
con la inercia de la rutina.

Media hora más tarde escuchó una puerta que se cerraba
y el coche que arrancaba.

Todo comenzaría de nuevo, los golpes,
las torturas,
el miedo.

 

 

Anuncios

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s