el caminante… | microrelatos

el_caminante

 

Un día como todos se despertó.

Y al bajar de la cama se dio cuenta que no podía tocar el suelo.

Sus dos pies pisaban,
firmes,
el aire.

Todos sus problemas, todos sus sueños y sus anhelos,
habían quedado a inalcanzables dos centímetros del suelo.

Todos intentaron ayudarlo a volver a poner los pies sobre la tierra,
pero cada paso que daba se elevaba un poco más;
haciendo, de lo firme, tan sólo un recuerdo.

A las siete de esa misma tarde ya le faltaba el aire.

Pero no le importaba.
Seguía caminando hacia el cielo,
sabiendo que,
con los pies sobre la tierra, es imposible llegar muy lejos.

A las 9 de la noche finalmente se asfixió.

Cayendo,
desde una altura indeterminable.

Con todo el peso muerto de su cuerpo.

 

 

*Imagen de tomorrowstarted.com

Anuncios

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s