gritos en la noche… | microrrelatos

Los desesperados gritos lo sobresaltaron.
Cómo todas las noches, se encontró presa del pánico,
conteniendo feroces latidos que buscaban escapar de su pecho.

Esos gritos, tan terroríficos, tan poderosos, tan cotidianos.

Por suerte duraron poco.
Sólo unos escasos segundos hasta la paz del silencio total.

Perdidos en la oscuridad de la noche, los malditos gritos desaparecieron,
mientras las piernas temblorosas se relajaban en las tinieblas.

No había vuelta atrás. Otra noche de prohibidos recuerdos.

Sin dudarlo, tapó el extinto cuerpo con la sábana de seda
y salió por la misma ventana por la que había entrado
a esa desconocida habitación.

Anuncios

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s